Ante una recta final tensa la zafra azucarera en Villa Clara.
Source: Ramón Avalos Rodríguez
Date: 04/10/2019

Luego de haber  transitado por la primera decena de abril, la zafra en Villa Clara, prácticamente entra en su recta final ante una situación bien tensa, signada en las últimas horas por  lluvias que  no han permitido a los siete ingenios en operaciones  puedan moler como lo necesita el territorio para   llegar al cumplimiento del plan de crudo.

Al cierre de esta información, a Villa Clara le restaban  un poco más de 28 mil toneladas del dulce para completar la cifra pactada en el calendario azucarero y para   lograr ese compromiso en saludo al día internacional de los trabajadores, el ritmo diario de molida debe rondar  las mil 300 toneladas.

Andrés Durán Fundora, director de la empresa provincial, señaló que a partir de ahora  se impone dedicar toda la atención a la organización de las fuerzas y del flujo productivo, la disciplina, mayor control del tiro  para su mejor aprovechamiento, junto a la productividad de las combinadas.

En estos momentos solo cumplen su plan los centrales Heriberto Duquesne y Panchito Gómez Toro, nómina a la cual se sumará muy pronto José Maria Pérez, en el municipio de Camajuaní.

Para el resto, digamos Perucho Figueredo, Quintín Banderas, Ifraín Alfonso y Héctor Rodríguez la situación es menos   halagüeña y  tendrán que redoblar el paso a fin de alcanzar el objetivo final productivo.

No obstante a la actual situación, los colectivos agrícolas e industriales que intervienen en la presente contienda villaclareña, no renuncian al cumplimiento del plan  y adoptan estrategias agrofabriles  para aprovechar cualquier posibilidad.

Según la fuente, en pos de moler y  hacer azúcar se mantiene viva la emulación, diaria y de los fines de semana, con la estimulación individual y colectiva, y el empeño de arribar al Primero de Mayo con el anhelado cumplimiento, o muy cerca de ello.