Agroazucareros de Villa Clara ante los imperativos en el uso de la tracción animal.
Fuente: Ramón Avalos Rodríguez
Fecha: 08/17/2019

El sector agroazucarero comúnmente empleó los animales de trabajo para arar, surcar, sembrar  y cultivar las plantaciones cañeras y la producción de alimentos, pero al paso del tiempo con el incremento  de tractores y otras tecnologías el número de animales de tiro empleados en esas labores sufre un decrecimiento.

Ante la actual limitación con el combustible  se impone retomar el empleo de la tracción animal en este sector, la cual en el caso de la provincia de Villa Clara  resulta importante  para llevar adelante el cumplimiento de sus compromisos.

Según los especialistas el empleo de la tracción animal no sustituye a la maquinaria, por el contrario  se usa de forma complementaria y de auxilio en dependencia de las labores a realizar, la disponibilidad de combustible, las condiciones del relieve y la extensión de las áreas.

Claro no podemos desconocer que el incremento de la introducción de tractores y otros medios de alta productividad desde los inicios del período revolucionario, hizo que la tracción animal se relegara cada vez más, sin que hubiera un adecuado balance entre el tractor y la yunta.

Por eso hoy es más difícil  el rescate del tradicional empleo de los animales de tiro en  este sector, donde entre las principales actividades en las que  pueden ser utilizados  está la  roturación del suelo, la realización de aporques, el cruce, surque y tapado de semillas, así como para trasladar alimentos y personas.

Una verdad de perogrullo por la cual  no todas las unidades productoras  en el sector cuentan con las yuntas  de bueyes suficientes y no  se aprecia  igual entusiasmo en todas por  su  fomento. 

Durante el actual  período de lluvia, en que el tractor se atasca, los animales de tiro (yuntas de bueyes)  pueden realizar  las diferentes labores sin grandes dificultades, además de lo que significa en el ahorro del combustible y otras ventajas más respecto a los suelos.