Cuba busca diversificar industria azucarera con inversión extranjera
Fuente: Raul Sabadi
Fecha: 03/18/2019

Cuba busca diversificar con socios extranjeros su industria azucarera por medio de un ambicioso plan de construcción de plantas bioeléctricas de generación de energías limpias y la comercialización de productos derivados de la caña.

Francisco Lleo, director de la empresa Zerus, holding cubano a cargo de los proyectos de inversión en la agroindustria azucarera, explicó hoy en conferencia de prensa que se potencia una nueva cartera de negocios y oportunidades para expandir las inversiones ya existentes.

"Durante el Congreso Internacional Diversificación 2019 en junio próximo tendremos un foro de negocios con más de 30 empresas internacionales y el objetivo es ampliar la presencia de firmas extranjeras para impulsar la construcción de nuevas bioeléctricas en el país", apuntó.

Lleo informó que el grupo estatal Azcuba presentará en el evento un nuevo portafolio de negocios para la inversión extranjera, donde se actualizan los proyectos con producciones del azúcar así como las energías renovables con biomasa cañera y otras plantas forestales.

Actualmente hay tres plantas bioeléctricas en construcción en la isla, la más avanzada es una inversión mixta entre Cuba y empresas de China y Reino Unido en la central provincia de Ciego de Avila, la cual aportará unos 62 MegaWatts (MW) al sistema eléctrico nacional.

"Se prevé la puesta en marcha de esa planta a finales de año mientras que las otras, también en la zona central del país, están en distintas fases de construcción. Ambas son inversiones nacionales a partir de créditos gubernamentales obtenidos con instituciones financieras de China", añadió.

Estas plantas procesarán inicialmente el bagazo de la caña de azúcar y el marabú (arbusto) para convertirlo en energía limpia para el país.

El programa élite que promueve la empresa se basa en el aprovechamiento de la energía renovable procedente del sector, ya que Cuba encamina sus pasos hacia un cambio de la matriz energética, para pasar de un 4 por ciento de participación de las tecnologías limpias a un 24 por ciento al año 2030.

Lleo anunció que durante el encuentro bianual se negociarán con firmas de Alemania y Brasil la constitución de empresas mixtas para la comercialización del ron cubano, otro producto derivado de la famosa caña de azúcar cubana.

Este y otros temas centrarán los debates de Diversificación 2019 cuyas sesiones científicas girarán en torno a la agricultura cañera, el cambio climático y sus efectos en este sector, así como energías renovables y seguridad alimentaria, entre otros.

"También habrá una feria comercial donde hasta el momento han confirmado empresas de seis países para mostrar los avances y nuevas tecnologías de la industria azucarera", señaló Mariela Gallardo, directora adjunta del Instituto Cubano de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar, quien auspicia el evento.

En su 25 edición, este congreso está dirigido a divulgar el conocimiento más reciente sobre el aprovechamiento de las potencialidades de la caña de azúcar.