Estimular al productor para lograr mejor azúcar
Fuente: Luis Javier González Velázquez
Fecha: 10/14/2019

Con el objetivo de estimular a los productores a fin de que aumente cada indicador de eficiencia agroindustrial y con ello la obtención de un azúcar más competitiva en el mercado foráneo, comenzará a aplicarse en Villa Clara y otras provincias del país el pago de la caña por su calidad a partir de la venidera zafra (2019-2020).


La importancia de esta implementación también radica en que se reducirán los costos en la elaboración del dulce y la eficiencia económico-productiva del sector crecerá considerablemente cuando sea mejor remunerado el cañero con más destaque por el excelente estado de su materia prima.


Félix Hernández Blanco, especialista en derivados de la Empresa Azucarera en la provincia, precisó a la Agencia Cubana de Noticias que en el país, por limitaciones de recursos materiales, hasta la zafra anterior se aplicó un sistema de pago uniforme, en el cual cada productor recibió el mismo precio por la gramínea, independientemente del estado en que se encontrara.


Con dicho procedimiento los cañeros que mejor materia prima presentaron se afectaban  porque sus ingresos correspondían al promedio de todos aquellos que tributan a un mismo central, de ahí que uno de los acuerdos de los balances del grupo AZCUBA fuera la instrumentación de un modelo más justo para el obrero agroazucarero con mejor aporte.


El especialista aseguró además que Cuba desde hace varios años utiliza sondas oblicuas de tecnología brasileña en centrales como Panchito Gómez Toro en Quemado de Güines, las cuales muestrean la caña en el lugar donde se le compra al productor a través de un barreno que determina el rendimiento potencial.


Para la venidera zafra aspiramos a generalizar el empleo de sondas inclinadas las cuales ya están adquiridas y en fase de puesta en marcha a fin de verificar el óptimo estado de la gramínea.
   

También la Unidad Empresarial de Base (UEB) Enrique Villegas del territorio fabrica hoy sondas móviles horizontales y desfibradoras de caña para su introducción a aquellos centrales que no disponen de las primeras.
   

La búsqueda de la calidad empieza desde la selección de la simiente que se plante, de ahí que El Instituto Nacional de Investigaciones de la Caña de Azúcar (INICA), cuente en Villa Clara con 11 bancos de semillas registrados, los cuales garantizan las mejores variedades para los periodos de siembra.
   

Miguel Chávez Rojas, especialista en semilla y variedades de la Empresa Azucarera en la provincia, explicó que el INICA tiene entre sus objetivos la atención a los productores cañeros a partir del asesoramiento científico- técnico.
   

Para optimizar la siembra el INICA prioriza además la pureza varietal y orienta a los obreros agroazucareros a realizar una buena preparación de la tierra así como también a plantar la semilla más vigorosa y a tener los suelos húmedos.