Factor climático mantiene incidencia en zafras cubanas
Fuente: Prensa Latina
Fecha: 07/11/2019

El comportamiento adverso del clima fue responsable del 21 por ciento de las afectaciones provocadas a la zafra 2018-2019 y del 10 por ciento del volumen de azúcar dejada de producir.

Según el informe del Grupo Azucarero Azcuba sobre los resultados de esa campaña, la baja eficiencia industrial, el alto tiempo perdido en la industria y la cosecha y la conducta desfavorable del clima, figuran entre los factores que más golpearon esa tarea económica.

De acuerdo con un estudio presentado en un reciente evento mundial sobre azúcar y derivados, efectuado en La Habana, las cuestiones inherentes al comportamiento de las precipitaciones y su incidencia en el cultivo merecen creciente atención.

La tendencia en los últimos 41 años del período lluvioso ( mayo-octubre), refleja que este cada vez contiene menos precipitaciones, refiere la pesquisa.

Asimismo, la etapa menos húmeda(noviembre-abril), en la que se realiza la zafra, es cada vez más lluviosa, lo cual afecta la madurez de la caña de azúcar.

También la producción azucarera se ha visto golpeada en varias ocasiones por extremas sequías y el impacto de huracanes de alta intensidad.

El incumplimiento del plan de la zafra 2018-2019 (se alcanzó un 87 por ciento) se debió además a la acción de un grupo de factores, como la baja eficiencia agroindustrial, insuficiente aprovechamiento de la norma potencial, falta de completamiento de la fuerza laboral y no entrada a tiempo de algunos aseguramientos.

Además, el recrudecimiento por la actual administración estadounidense del bloqueo impuesto a Cuba se encuentra entre los principales elementos externos que golpean el desempeño de las zafras.

En el documento se consignan 13 tareas para garantizar el buen desarrollo de la venidera campaña, entre ellas dinamizar la estructura de dirección, accionar en el completamiento de la plantilla en los territorios, empresas azucareras y direcciones de trabajo de municipios y provincias.

También consolidar 23 brigadas de reparación de caminos en mal estado, aplicar nuevos sistemas de pago de la caña por calidad, acorde con los reclamos de los productores y las fábricas y completar el balance de recursos en los pelotones de máquinas cosechadoras.