Joven Club y redes privadas se interconectan en Cuba: “Nos beneficiamos todos”
Fuente: Cubadebate
Fecha: 08/16/2019

Hace semanas que Pablo Julio camina por las calles de La Habana junto a los administradores de las redes privadas más grandes de la ciudad. Todos realizan las primeras pruebas de los enlaces, tras la aprobación de las nuevas resoluciones que ordenan el espectro radioeléctrico en la Isla.

Las resoluciones 98 y 99 del Ministerio de Comunicaciones habilitan la existencia de redes privadas de personas naturales, tanto alámbricas como inalámbricas. En su implementación, el procedimiento legal recoge la inscripción para el otorgamiento de la licencia.

El director general de Comunicaciones del Mincom, Pablo Julio Plá Feria, explicó a Cubadebate que estas dos normas, cuyo objetivo es ordenar el espacio radioeléctrico y optimizar su empleo, permiten que los Joven Club asuman la conexión inalámbrica de todas las redes privadas.

“Todas las personas naturales que tengan su licencia pueden conectarse a los Joven Club. Este servicio irá creciendo a partir del aumento de la infraestructura en todas las provincias. En total suman más de 600 instituciones, de las cuales 270 tienen acceso a la fibra óptica”, acotó.

Desde la aplicación de las nuevas normativas, relató el funcionario, “hemos conversado con varias de las personas que inscribirán sus redes privadas como las que existen en el Cerro, La Lisa, Alamar, Centro Habana y La Habana Vieja”.

Desde el 14 de agosto, miembros de las redes están haciendo uso de estos servicios a través de la vía inalámbrica desde sus propios equipos. En el caso del Cerro, los usuarios se han conectado a un Joven Club ubicado frente al parque Manila, mientras que los de la Esquina de Tejas lo hicieron con el Palacio Central de Computación. “A medida que avancemos en la infraestructura lograremos que más personas se conecten al igual que estos usuarios”.

El proyecto se extiende más allá de las fronteras de la capital. Este 15 de agosto se realizaban las primeras pruebas de interconexión con el Palacio Central de Pinar del Río. “Permitirá que los jóvenes que pertenecen a una red privada de datos a lo largo del país se conecten y tengan acceso a los servicios que hoy se concentran en La Habana. Será un proceso que se ampliará paulatinamente a medida que la infraestructura lo permita”.

Los integrantes de las redes privadas de La Habana entregaron más de 250 productos, entre juegos y servicios, desarrollados por ellos mismos a los Joven Club. El director general de Comunicación del Mincom asevera que los programadores podrán ser contratados como colaboradores y reconoce el talento de los jóvenes de las redes privadas.

“Joven Club puede contratar a estos muchachos como colaboradores o como trabajadores. Hay espacio para que puedan seguir desarrollándose y que el servicio siga creciendo, así nos beneficiamos todos. Este proyecto es inclusivo, los juegos que hasta ahora se  disfrutaban en un barrio de La Habana, por ejemplo, estarán a disposición de gamers de todo el país”.

Esta buena nueva despeja la mayor preocupación de las comunidades: quedarse desconectadas. Según  Plá Feria, el Mincom y los Joven Club robustecen su infraestructura para llegar a la mayor cantidad de lugares posibles. “Incluso, ya se emplean los equipos de quienes integran las redes privadas, gracias a su disposición de colaborar y extender sus prácticas aprovechando las potencialidades de “la computadora de la familia cubana”.

“Al valorar las condiciones del Cerro decidimos implementar la prueba en otros lugares cercanos a los Joven Club”. Cubadebate conoció que este viernes comenzará el ensayo en La Lisa.

Conectar estas redes conlleva un amplio movimiento de infraestructura, “como poner fibra óptica”, explica el funcionario. “En el caso de Alamar tenemos que hacer un mayor esfuerzo para poder levantar el servicio y mejorarlo”.

Una de las inquietudes de los usuarios es cómo conectarse. El directivo refiere que hay distintas tipologías de interconexión. “En el mismo Cerro los usuarios están poniendo sus equipos a disposición de los nuevos enlaces. Esto es un proceso integrador para que más usuarios puedan disfrutar de estos servicios en la red nacional”.

Hace 23 horas, en su perfil personal en Facebook, Víctor Julio Hernández Arana reconoció el esfuerzo que realizan los trabajadores del Palacio Central de Computación para migrar bases de datos de redes privadas de La Habana a sus servidores.

“Les agradecí a los muchachos que trabajan en ese centro por su dedicación y esfuerzo personal. Ayer terminaron casi a las 12 de la noche”, escribió mostrando una foto de su visita al Palacio que desde ayer es un auténtico LAN party entre los users de las redes privadas y los trabajadores de los Joven Club de Computación.