Laboratorio Químico del central Dos Ríos: un área decisiva en el proceso azucarero

Días muy previos de anunciar el gobierno cubano al pueblo de la presencia del primer caso, extranjero, infectado por el nuevo coronavirus y ello pusiera, como hasta ahora, a nuestro país en vilo, trabajando sin descanso en la prevención y contención de la pandemia, tuvimos la oportunidad de visitar el Laboratorio Químico del Complejo Agroindustrial (CAI) “Dos Ríos”, de este territorio del oriente cubano, cuyos estudios de la caña de azúcar que se alcanzan es gracias a la inteligencia de técnicos e ingenieros que se desempeñan en esa área, donde la mayoría son mujeres.

En el Laboratorio Químico del CAI “Dos Ríos” de Palma Soriano, la fuerza de trabajo está calificada, se percibe entrega, activismo, entusiasmo porque las cosas salgan bien, además del talento.

Al frente del departamento ahí una mujer muy experimentada, emprendedora e integrante del movimiento anirista con singulares resultados por la economía cubana, en particular, la cañera. Su jefa, Margot Rosales Almarales la que no encontró reparos para comentarnos el día a día ahí donde los jóvenes también aportan refirió: “en tres turnos de trabajo laboramos en esta zafra, nos caracterizó el entusiasmo. No tuvimos todos los medios y recursos idóneos pero nos esforzamos para que nuestra misión se llevara a vía de hecho. Evaluamos en esta etapa todos los procesos físico-químicos que intervinieron durante la molienda junto al departamento de fabricación. Aportamos ideas, soluciones para erradicar las deficiencias que se presentaron buscando la calidad de la pol de la caña”.

En tanto la ingeniera en Química del área de fabricación del central, Aidé Cutiño Galán, con casi 30 años de trabajo en ese sector, algo tímida, pero muy conocedora de los “recovecos” de su oficio expresó: “la llamada destrana o polisacárido que viene en la caña nos ha hecho “pillerías” en cuanto a la calidad del azúcar. Ella es difícil de eliminar pero diariamente exigimos que se realizara la limpieza del tanden. Me dedico también a las soluciones prácticas aquí, buscamos alternativas, por ejemplo en este período de zafra donde no se está exento de dificultades con la calidad de la pol de la caña, a través de la creación de una instalación, encargada de lavar ese grano con agua más caliente, logramos que el lavado de dicho grano fuera mejor”.

En tiempos de la COVID-19, el Laboratorio Químico del central Dos Ríos no detiene su misión por cuanto ahora es momento para los resúmenes, evaluaciones finales, bajo los protocolos de las medidas higiénico- sanitarias como: el uso del nasobuco, el lavado constante de las manos, la distancia a mantener entre sus trabajadores y otras.

Español
Fecha: 
Viernes, Mayo 22, 2020
Fuente: 
Marcia Jerez Valón
Imagenes: