Los azucareros se protegen contra la COVID-19
Fuente: Gladys Leidys Ramos
Fecha: 04/29/2020
Mientras que los trabajadores de la industria azucarera batallan para hacer realidad la premisa de producir más y mejor, las circunstancias actuales imponen otro reto, pues esta actividad económica, a pesar de la propagación de la COVID-19 en el país, constituye una de las imprescindibles que no pueden ser paralizadas. Al respecto, Antonio León Mursulí, director de Capital Humano del Grupo Azucarero Azcuba, afirmó que a partir de las indicaciones de la dirección del país, han implementado un total de 55 medidas, las cuales posibilitan continuar la zafra azucarera, mientras los obreros directos e indirectos tiene garantizada la protección de su salud. «Entre las principales regulaciones incluimos el aislamiento en los centrales azucareros, y para ello, se redujo la fuerza administrativa, la cual representa un 14% de trabajadores que hoy aplican el trabajo a distancia, como alternativa a la necesidad de que los operarios continúen en su labor», detalló. León Mursulí señaló también que se tiene una estricta vigilancia a las personas vulnerables, por condiciones respiratorias o con otros padecimientos. Hasta la fecha, afirmó solo seis de los trabajadores del sector han resultado infectados por el nuevo coronavirus, pero ninguno pertenece a los centrales azucareros, lo que garantiza el cumplimiento y la efectividad de todas las medidas allí aplicadas. El directivo explicó que se facilitó el hipoclorito a cada entidad, además del 100% de los nasobucos, a la vez que la producción de alcohol-gel ha proporcionado contar con otro recurso a disposición del total de sus trabajadores, además del que se entrega al sector de la salud. Hasta el momento, 4 200 instalaciones de Azcuba implementan todas las medidas de protección y más de 3 200 personas son controladas para prevenir o detectar cualquier caso de infección con la enfermedad. A decir de León Mursulí, las decisiones locales que se han adoptado en algunos territorios, como el aislamiento reforzado en Florida, en la cual se incluyen varios centrales y comunidades asociadas, hace que la dirección del grupo azucarero se replantee alternativas para mantener la vitalidad del organismo y de la actual zafra. En estas circunstancias excepcionales, para el Grupo Azucarero la prioridad es sostener la producción con eficiencia, mientras protege a todos los trabajadores en el proceso.