Responden los agroazucareros de Villa Clara ante coyuntura energética
Fuente: Ramón Avalos Rodríguez
Fecha: 09/13/2019

Ante el déficit de combustible  que caracteriza la coyuntura actual, los agroazucareros villaclareños ponen en práctica un programa de medidas como parte de los ajustes necesarios a fin de  de propiciar el ahorro de los portadores energéticos y garantizar la vitalidad del sector.

Andrés Durán Fundora, director de la empresa provincial, manifestó al respecto  que para enfrentar exitosamente las actividades relacionadas con los preparativos para el inicio de la zafra, la recuperación cañera y la producción de alimentos, está en marcha la estrategia diseñada.

Explicó que se  implementa un riguroso control sobre   esas y otras actividades en las que el  sector tiene un serio compromiso social y productivo, como es la producción de azúcar refino para la canasta básica, en la que participa la refinería  George Washington y se sumará próximamente  Quintín Banderas.

Otra prioridad es la producción de rones  y alcoholes con destino a la exportación,  así como la fabricación de glucosa en la planta Chiquitico Fabregat.

Con respecto al tema de la energía eléctrica,   la propuesta es reducir el consumo diario en cuatro megawatt, estableciendo  medias especiales durante el horario pico de 11 de la mañana a una de la tarde y de cinco  a nueve pasado meridiano, momentos durante los cuales serán apagadas todas las áreas de trabajo.

También está indicado desplazar el riego  para los meses de octubre a  diciembre, reajustar los preparativos de la  mecanización,   prohibir  la circulación de camiones  sin remolques y el uso del GPS,  y en el caso de  las inversiones, priorizar aquellas con los preparativos de la zafra y los sistemas de riego en la costa norte, en especial las que tienen que ver con  las plantaciones relacionadas con el montaje de la bioeléctrica  aledaña al central Héctor Rodríguez.

En ese orden, preciso Duran Fundora, los caminos cañeros se verán afectados al no poder trabajar a plenitud en todas las acciones que requieren, además de paralizar las labores de burdoceo relacionadas con áreas destinadas a la producción de caña y alimentos para darle continuidad en otro momento.

Fortalecer el trabajo de los lotes, potenciar el uso de los bueyes, crear condiciones para crear centro de elaboración y el uso de la leña y el carbón, así como  buscar alternativas de traslado de los cooperativistas y trabajadores y  en aquellos casos por su lejanía reubicarlos en cooperativas cercanas al lugar donde  residen.

El directivo aseguró  que  se continúa buscando soluciones e instrumentando medidas para enfrentar y revertir  esta coyuntural situación y nada puede detener el accionar en  la base productiva,  momento que obliga rescatar actividades que habían quedado atrás.