Una UBPC donde la tracción animal es imprescindible para el cultivo de la caña de azúcar.
Fuente: Ramón Avalos Rodríguez
Fecha: 10/07/2019

Como parte de los ajustes ante las limitaciones con el combustible, en la UBPC «Carrillo» que aporta su materia prima al central Heriberto Duquesne, en el municipio de Remedios, se agitan las yuntas de bueyes que matizan aquella parte de la geografía agroazucarera villaclareña.

Las manecillas del reloj marcaban cerca de las nueve de la mañana del sábado 28 de septiembre, cuando hicimos nuestra llegada junto a un grupo de especialistas y técnicos del sector con el objetivo de apreciar cómo si es posible realizar el cultivo de la caña usando la energía animal y el ahorro que reporta en los actuales momentos.

Norberto Paulino González Díaz, jefe de producción, explicó que actualmente cuentan con 20 yuntas de bueyes y 10 carretones dedicados a las labores de la caña y la producción de alimentos. Ponderó que de las dos mil 213 hectáreas cultivadas, mil 90 se hicieron con la fuerza animal, incluyendo caballos y el 81 por ciento de la siembra correspondiente al actual año fue mediante esta técnica tradicional, por cuyo concepto el ahorro reportado a la cooperativa asciende a dos mil 949 litros de combustible.

Entre los logros que exhibe esta cooperativa (UBPC) que comanda Eddy Bencomo Denis Esta cooperativa (UBPC) está repartir utilidades desde el 2010 y siempre ha sido rentable, toda el área de frío la tienen cubierta de frijoles, dentro de las plantaciones cañeras y no tienen área vacía y libre de marabú. Precisó que en los últimos ocho años, con excepción del 2012, superan las 30 mil toneladas de la llamada vara dulce, con casi 50 toneladas por hectáreas.

La UBPC Carrillo, allá en la unidad de atención a productores «Heriberto Duquesne», en el municipio de Remedios, la tracción animal ocupa un espacio vital en el cultivo de la caña y la producción de alimentos.