Villa Clara ante las puertas de una zafra que demanda audacia.
Fuente: Ramón Avalos Rodríguez
Fecha: 10/09/2019

El venidero mes de diciembre debe iniciar en Villa Clara  la zafra azucarera correspondiente al período 2019-2020 y con el objetivo de satisfacer los planes pactados con la provincia y el país, los trabajadores agroindustriales laboran  con audacia en su alistamiento.

De acuerdo a las evaluaciones, a pesar de la actual situación que vive nuestra nación con los portadores energéticos, las reparaciones industriales, equipos agrícolas y de transporte no se detienen, teniendo en cuenta la importancia que tiene esa actividad para el inicio en fecha de la zafra para la cual falta poco tempo.

Al respecto,  el sector adopta las medidas necesarias para contribuir al ahorro de recursos, a fin  de   sortear  dificultades que  puedan  lastrar  la fabricación de azúcar.  

Y aún cuando restan aspectos por resolver en cada uno de los ingenios y el resto de las áreas vinculadas a los equipos de la cosecha y el transporte, en  todos los encuentros sostenidos con los colectivos laborales, donde se han pactado compromisos, el slogan promovido es  cumplir  “sí o sí”, haciendo énfasis en la necesidad de una buena planificación,  mayor eficiencia, disciplina, organización, exigencia y calidad en el trabajo.

Siguiendo ese hilo conductor,  la provincia tiene que estar preparada para  no  una zafra más, sino mejor.

En las pretensiones de la empresa provincial está adelantar las fechas de arrancada,  de manera que los ocho ingenios que operarán sus molinos  puedan ganarle tiempo al tiempo y avanzar en sus respetivas metas productivas

Preocupaciones quedan aún muchas, entre ellas la preparación del personal, la estabilidad de la fuerza de trabajo en varios lugares, la atención  que se les debe brindar y la calidad de las reparaciones por lo que trabajar en a palabra de orden y no poner en riesgo la realización de la contienda por lo que significa su aporte a la economía de la provincia y el país.